Sunday, May 11, 2014

La Letrina por Günter Eich y mucho más

“Sobre fosas malolientes,
papel con sangre y orina,
entre moscas que refulgen,
me acuclillo en la letrina

viendo una orilla boscosa,
huertas, varado un lanchón.
En el fango putrefacto
cae a plomo un cagajón.

Resuenan en mis oídos
los versos de Hölderlin.
Se reflejan, nieve pura,
las nubes en este orín”

Ve, pues, ahora, y saluda
al hermoso Garona
bajo los pies vacilantes
nadan las nubes...

Pero bueno, lo dije antes de transcribir el poema, esto es algo que nada más puede permitírselo un gran poeta, y Günter Eich lo fue.

Günter Eich | Latrine [escuchar]

Über stinkendem Graben,
Papier voll Blut und Urin,
umschwirrt von funkelnden Fliegen,
hocke ich in den Knien,

den Blick auf bewaldete Ufer,
Gärten, gestrandetes Boot.
In den Schlamm der Verwesung
klatscht der versteinte Kot.

Irr mir im Ohre schallen
Verse von Hölderlin.
In schneeiger Reinheit spiegeln
Wolken sich im Urin.

Geh aber nun und grüße
die schöne Garonne
Unter den schwankenden Füßen
schwimmen die Wolken davon.


"Cautela", de Günter Eich (Alemania, 1907-1972)

Los castaños florecen.
Tomo nota,
pero me abstengo de opinar.

Günter Eich, incluido en 21 poetas alemanes (Visor Libros, Madrid, 1980, selecc. y trad. de Felipe Boso).

Otros poemas de Günter Eich
Demasiado tarde para ser modestosInventario

"Demasiado tarde para ser modestos", de Günter Eich (Alemania, 1907-1972)

Habíamos puesto en orden la casa
y corrido las cortinas;
en el sótano teníamos provisiones suficientes,
carbón y fuelóleo,
y escondida en las arrugas de la cara
la muerte en ampollas.

Por el resquicio de la puerta vemos el mundo:
un gallo decapitado
que corre como loco por el patio.

Ha dado al traste con nuestras ilusiones.
Colgamos las sábanas de los balcones
y nos rendimos.

Günter Eich, incluido en 21 poetas alemanes (Visor Libros, Madrid, 1980, selecc. y trad. de Felipe Boso).

Otros poemas de Günter Eich
CautelaDemasiado tarde para ser modestosInventario

"Inventario", de Günter Eich (Alemania, 1907-1972)

Esta es mi gorra,
éste mi capote
y aquí están, en su bolsa,
los chismes de afeitar.

Esta lata vacía
es mi plato y mi vaso;
en su chapa he grabado
mi nombre.

Lo he grabado con este
clavo, que vale más
que el oro y que oculto
de miradas rapaces.

Un par de calcetines
de lana y otras cosas
que me callo las guardo
en el fardel del pan;

le sirve así de almohada
de noche a mi cabeza.
Entre la tierra y yo.
sólo hay este cartón.

La mina es lo que más
aprecio: por el día
me escribe los poemas
que pienso por la noche.

Esta es mi libreta
y éste mi toldo de lona;
ésta es mi toalla
y éste mi hilo de coser.

Günter Eich, incluido en 21 poetas alemanes (Visor Libros, Madrid, 1980, selecc. y trad. de Felipe Boso).

Otros poemas de Günter Eich
CautelaDemasiado tarde para ser modestosInventario

“Inventario”, de Günter Eich







Esta es mi gorra,
Este mi abrigo,
Aquí mi máquina de afeitar
En la bolsa de lino.

Lata de conservas:
Mi plato, mi copa;
He rayado mi nombre
En la hojalata.

Lo he rayado con este
Clavo único
Que oculto ante
Los ojos codiciosos.

En la bolsa del pan hay
Un par de calcetines de lana
Y algunas cosas que no
Se las cuento a nadie.

Así de noche le sirve
De almohada a mi cabeza.
El cartón aquel, colocado sobre el suelo,
Me separa de la tierra.

La mina del lápiz
Es lo que más quiero:
De día me escribe los versos
Que de noche imaginé.

Esta es mi libreta de notas,
Esta es mi lona,
Esta mi toalla,
Este mi hilo.




en Revista Orfeo, nº 19-20, 1966
Günter Eich visto por Soledad Calés

Günther Eich - Vivo casi sin dolor

Günter Eich en los años sesenta
(© Stiftung Haus der Geschichte der Bundesrepublik Deutschland)

"Günter Eich fue el poeta en lengua alemana más influyente de la posguerra. Paradójicamente, su obra vive hoy en un injusto olvido. Una edición bilingüe recupera ahora el trabajo de un autor que buscó la expresión subversiva en medio de un lenguaje pervertido por los nazis." 

(De la reseña de Cecilia Dreymüller citada más abajo, 5-noviembre-2005)


VIVO CASI SIN DOLOR

Hay quien tiene recuerdos,
hay quien tiene deseos,
y los pensamientos no se detienen.
No pienso en nada.
Camino sin dolor
por un paisaje en el que quizás
los árboles sólo son sombras de bosques más lejanos.
Oh luces, cuya luz viene quizás de las estrellas,
oh arena que piso al andar, ¿de dónde vienes?

Mis pies andan, mis ojos ven.
De vez en cuando se me ocurren cosas que no he visto.
Un prado, se me ocurre, que es mi amante,
un viento, se me ocurre, que sopló hace años.

Günter Eich


De su libro El legado escrito de Johann Gottfried Seume (Nach Seumes Papieren, 1972), incluído en Poesías completas (Günter Eich) introducción, prólogo, traducción y notas de Aina Torrent-Lenzen. Edición bilingüe. La Poesía, señor hidalgo, 2005.

Reseña de esta excelente edición en El País (5-11-2005) escrita por Cecilia Dreymüller.

Günter Eich (Lebus (Brandeburgo), 1 de febrero de 1907 – Salzburgo, 20 de diciembre de 1972). Poeta, dramaturgo y compositor de obras para radio que fue miembro del Grupo 47.




ICH LEBE FAST OHNE SCHMERZEN

Manche haben Erinnerungen,
manche haben Wünsche,
und Gedanken hören nicht auf.
Ich denke an nichts.
Ich gehe onhe Schmerzen
in eine Landschaft, wo vielleicht
die Bäume nur Schatten sind von entfernteren Wäldern.
O Lichter, deren Licht vielleicht aus Sternen kommt –
o Sand, auf den ich trete, woher kommst du?

Es gehen meine Füße, meine Auge sehen.
Zuweilen fallen mir ungesehene Dinge ein.
Eine Wiese fällt mir ein, die meine Geliebte ist,
ein Wind fällt mir ein, der von Jahren wehte.

Günter Eich - ¡Cuán difícil es captar la belleza!

Fotografía de HEN-Magonza



¡CUÁN DIFÍCIL ES CAPTAR LA BELLEZA!
Cuando te rozan de alas las huellas,
¿quién es que lo ha podido compreender?:
se le acerca quien de ella se aleja.

¡Cuán difícil es captar la belleza!
Conoces la lengua que ella usa.
En bolas de espinas crecen castañas
y en alguna poesía maduran.

Günter Eich

Poema no publicado en vida de su autor. Poesías completas (Günter Eich) Introducción, prólogo, traducción y notas de Aina Torrent-Lenzen. Edición bilingüe. La Poesía, señor hidalgo, 2005.

WIE SCHWER ES IST, DIE SCHÖNHEIT ZU BEGREIFEN!
Es kommt ihr näher, wer sich enfernt.
Die Flügelspuren, wenn sie sacht ihn streifen,
Wer hat es ganz erlernt?

Wie schwer es ist, die Schönheit zu begreifen!
Du kennst die Sprache, die sie spricht.
In Stachelballen die Kastanien reifen
und reifen zum Gedicht.



Otro poema y datos sobre Eich: Vivo casi sin dolor

No comments: