Tuesday, September 6, 2011

Gran Poema de Hölderlin

Hölderlin por Mariano Berdusán

 Esbozo de himno a la Virgen


Mucho he padecido
por causa tuya y de tu Hijo,
¡oh Virgen!,
desde que en mi primera juventud
oí hablar de Él pues, no sólo el Hijo
sino también sus servidores, están bajo un destino
y muchos cantos que yo quise dedicar al Padre Altísimo,
fueron devorados por la melancolía.


Pero, ¡oh Celestial!, quiero ahora celebrarte
y no tengo miedo de que el sentido de esta celebración
sea menospreciado por tu glorioso Poder,
pues velaré igual que la sagrada lámpara
que, protegida por obedientes servidores,
es la alegría del templo.

Formado en tu seno
el Niño divino, y junto a él
el hijo de tu amiga, llamado Juan
por su padre mudo, cuando al audaz
le fue permitido expresar
lo que quería.
-
Pues las leyes están bien pero,
como los dientes de un dragón,
ellas destrozan y matan la vida cuando
en su ira, un ser ruin o un rey las endurece.
-
Pero Dios, a quienes ama, les da perseverancia.
Luego, los dos murieron:
tú los viste morir
y tu alma grande sufrió una divina tristeza.
-
Pero cuando en la sagrada noche
pensamos en el porvenir y nos asalta
la preocupación por los que duermen sin inquietud,
los niños en flor, recién nacidos,
Tú te acercas sonriente y les preguntas:
¿qué puede temer uno siendo tú la Reina?
-
Pues tú nunca pudiste envidiar
Los días venideros
Ya que,desde siempre, quisiste que los hijos
fueran más que la madre
y nunca te agradó cuando el mayor, despectivo,
se burlaba del pequeño,
pues a cualquiera de nosotros le agrada
pensar en sus padres y recordar sus gestas.
-
Cuida pues ¡oh Celestial!,
a esas jóvenes plantas,
y cuando llegue el invierno frío del norte
o el letal rocío, o la sequía dure en exceso,
y cuando en su exuberante floración
vayan a caer bajo el poderoso filo de la guadaña,
concédenos una nueva cosecha,
y para que nunca esa abundancia
se nos pierda en débiles ramas,
concédenos también una nueva fuerza
para poder elegir lo mejor entre lo mucho.


El mal es nada. Alguien debería
hacerme captar esa verdad,
como el águila a su presa.
Y a los otros también
a fin de que no confundan a la Nodriza,
que engendra el nuevo día uniéndose engañosamente
a la tierra y prefiriendo cobijarse
en el regazo materno sin hacer frente a las dificultades.
Pues grande es Aquel de quien ellos heredarán la riqueza.
-
Ante todo que tengamos cuidado con la Naturaleza
que los dioses crearon según una ley pura,
por la cual los hijos de los dioses
pueden pasearse gozosos entre las rocas y prados
que florecen purpúreos y entre umbrosas fuentes.


Hagámoslo así, ¡oh Señora!, por Ti y por tu Hijo,
también por los demás para que los dioses
no los tomen a la fuerza como esclavos.
-
Allá, en la frontera, se alza Knockenberge (1),
Así llamado hoy aunque en la lengua antigua
Se le llama el Ossa, también puede llamársele Teotoburgo
A este lugar con sus espirituales, una tierra
Donde los celestiales erigieron sus templos.
-
Pero hay una raza tenebrosa que no escucha
con agrado al semidiós, ni tampoco
cuando un celestial se manifiesta a los hombres en las ondas
sin figura visible y no venera el rostro del Puro,
del Dios omnipresente.


Pero ¿qué te importa ti todo eso,
oh canto puro? Yo ciertamente moriré,
pero tú sigues otro camino.
En vano la envidia podrá impedirlo.
Cuando n el tiempo venidero
encuentres aun hombre bueno en tu camino,
salúdalo y él pensará
que nuestros días estuvieron llenos
de felicidad y llenos de dolor.

_____

 
(1) .-Nota del traductor: Son tres maneras difrentes de llamar a un mismo lugar. Knockenberge, Ossa y Teutoburgo. Este lugar, selva y montaña al N.O. de Alemania, en Westfalia, fue donde el general Armiño derroto a las legiones romanas de Varo en el año 9 a.C. Fue aquí donde Hölderlin pasó una época feliz, pero breve, de su vida.



Editado por “Libros del innombrable
Título: “Friedrich Hölderlin. El sueño imposible. Antología poética”
Traducción: Mariano Berdusán

No comments: