Friday, June 18, 2010

José Saramago: RIP.

Lo que parecía lejano, se acercó y se hizo presente. Quien sabía de lucidez y compromiso se encontró finalmente con la insoslayable benefactora de todo lo humano.

A los 87 años de edad muere en la isla de Lanzarote España, donde residía, el escritor portugués y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998, José Saramago. Pasado un medio día (hora peninsular) sobrevino la muerte que lo encontró en su residencia canaria, acompañado por su mujer y traductora, Pilar del Río.

Nacido en Azinhaga, Portugal en 1922, José Saramago fue un escritor porolífico. Su obra abarca desde aquella primera novela, "Tierra de pecado" publicada en 1947 hasta su más reciente publicación “Caín” que vio la luz en 2009. [Todo Saramago Digital].

Su último comentario en el sitio Fundação José Saramago [Junio 18, 2010 por Fundação José Saramago]: Pensar, pensar: "Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte".

Revista del Expresso, Portugal (entrevista), 11 de octubre de 2008

Algunos enlaces de interés:
Descansa en paz.
  1. «Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran».
  2. «No creo en Dios y no me hace ninguna falta. Por lo menos estoy a salvo de ser intolerante. Los ateos somos las personas más tolerantes del mundo. Un creyente fácilmente pasa a la intolerancia. En ningún momento de la Historia, en ningún lugar del planeta, las religiones han servido para que los seres humanos se acerquen los unos a los otros. Por el contrario, sólo han servido para separar, para quemar, para torturar. No creo en Dios, no lo necesito y además soy buena persona».
  3. «La derrota tiene algo positivo: nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo: jamás es definitiva».
  4. «He reflexionado sobre el hecho de que yo siga siendo comunista. Por supuesto que lo soy y no me imagino a mí mismo siendo algo distinto. Pero me he dado cuenta de que tenía que añadir algo a ese 'yo soy comunista', y lo que estoy añadiendo es que soy un comunista libertario».
  5. «La vida es así, está llena de palabras que no valen la pena, o que valieron y ya no valen. Cada una de las que vamos diciendo le quitará el lugar a otra más merecedora, que lo sería no tanto por sí misma, sino por las consecuencias de haberla dicho».

No comments: