Friday, June 6, 2008

Czeslaw Milosz

Un Poema para el Fin de la Centuria

***(Versión de José Juan Góngora Cortés)
***
Cuando al fin, todo estuvo bien,
y la noción de pecado se había esfumado
y la tierra estaba lista
- en paz universal -
para consumirse y regocijarse
sin credos ni utopías,
***
yo, por razones desconocidas,
sitiado por los libros
de profetas y teólogos,
de filósofos, de poetas,
seguía buscando una respuesta,
frunciendo el ceño, haciendo muecas,
despertando en la noche y balbuceando al amanecer.
***
Lo que me oprimía de tal forma,
era un tanto vergonzoso.
Haberlo dicho en voz alta
no hubiera mostrado tacto ni prudencia.
Y hasta hubiese aparecido como un ultraje
en contra de la salud de la humanidad.
¡Por desgracia!, mi recuerdo
no quiere abandonarme.
Y en él viven seres...
cada uno con su propio dolor,
cada uno con su propio morir,
con su propia trepidación.
***
¿Por qué, entonces, la inocencia
en las playas paradisiacas:
Un cielo inmaculado
sobre la iglesia de la higiene?
¿Es acaso porque Eso
fue hace mucho tiempo?
***
A un hombre sabio y santo
- reza un cuento árabe -
dijo Dios un tanto maliciosamente:
«Si yo hubiera revelado a la gente
cuán buen pecador eres tú...
ellos nunca te hubieran alabado?»
***
«Y yo», contestó el hombre pío,
«si hubiera develado a ellos
cuan misericordioso eres...
nadie te hubiera tomado en cuenta?»
***
¿A quién debo dirigirme
con este asunto, tan sombrío,
de dolor e incluso de culpa
en la arquitectura del mundo,
si, ya sea aquí mismo... abajo
o allá arriba en las alturas,
no hay poder que pueda abolir
la causa y el efecto?
***
No pienses, no recuerdes
la muerte en la cruz,
aunque cada día muera
el Único que ha amado,
quien, sin necesidad alguna,
consintió y permitió
que existiera todo lo que es,
incluyendo los clavos de la tortura.
***
Totalmente enigmático.
Imposiblemente intrincado.
Es mejor parar aquí mismo.
Este discurso no es para la gente.
Bendita seas celebración.
Las vendimias y las cosechas.
Aún y cuando no a todos
les haya llegado la calma.
***

No comments: